una cruda realidad, que supera la ficcion…

En la ciudad de México, ya los niños no son niños. para poder pasear tranquilas, algunas madres, tienen una cuerda atada a la cintura de sus hijos o a quienes pasean, para que no se alejen mas de dos metros, si se alejan mas de lo debido, la madre siente el tirón y sin importar que pasa sigue su camino, porque mas de dos metros, no se va a alejar.

como si fueran  a pasear a sus mascotas. una triste realidad, que parece no importar…

Viajante sin camino, haciendo camino al andar.

Hasta la victoria siempre adrián el negro esnay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: