La selva… rio napo y amazonas.

la banda, que partio de QUITO, ecuador para  llegar al amazonas... muy buen grupo de amigos. desde la derecha a la izquierda: el matute, mercedez, benja, piru y yo.

la banda, que partio de QUITO, ecuador para llegar al amazonas... muy buen grupo de amigos. desde la derecha a la izquierda: el matute, mercedez, benja, piru y yo.

Bueno en esta aventura que les voy a contar ahora, es muy larga por lo que decidí hacerla por partes. Primero porque fue una experiencia alucinante y segundo no quiero que se pierdan ningún detalle, pues un viaje a la selva no se hace todos los días por lo que está muy bueno vivir esta aventura.
Piru, mercedes, matute, benjamín y yo. Saliendo desde quito ecuador a dedo, para primero llegar a lago agrio, ahí estaba a 15 minutos con la frontera de Colombia, en donde nos quedamos a dormir en el patio de una comisaria. Buuuu… áspero. Pero buena gente los de la policía que nos prestaron el espacio.
Al otro día a la mañana temprano desayunamos bien y emprendimos el viaje para llegar a EL COCA, en donde IVA a ser el último destino urbano a realizar en este camino. Ya que después de esto empezábamos a introducirnos por varios días en la selva de ecuador y después de Perú por lo que iban a ser varios días de selva, selva y mas selva.
Bueno ya bien llegados a él coca nos quedamos cuatro días, hasta que decidimos partir de una vez a la selva, pero solo fuimos con mercedes y piru ya que benja y matute se quedaron unos días más en la coca porque, como ellos son artesanos, ahí vendían bien sus trabajos y entonces decidieron quedarse a juntar un poco de dinero.

el pequeño puerto de el coca ( san francisco de orellana), desde aca salen las lanchas que te llevan para pañacocha y nuevo roca fuerte.

el pequeño puerto de el coca ( san francisco de orellana), desde aca salen las lanchas que te llevan para pañacocha y nuevo roca fuerte.

puente que cruza el rio napo en el coca.

puente que cruza el rio napo en el coca.

en el coca se pueden observar monitos que abundan en los arboles,de el malecon.

en el coca se pueden observar monitos que abundan en los arboles,de el malecon.

El primer día decidimos tomarnos una lancha, parar en pañacocha quedarnos un día y después seguir. No hay mucho en esta pequeña aldea del rio napo, por lo que nos quedamos un día, ahí conocimos a boyang yue un chino buena onda, que se sumo a nosotros durante el día, porque a la mañana siguiente quisimos hacer un tour a una reserva natural del lugar, pero para nosotros era realmente caro por lo que decidimos no hacerla y partir hacia roca fuerte, en la frontera de ecuador. Nos quedamos ahí un día, ya que también es muy chico y no hay nada para hacer, acá dormimos en la entrada de la municipalidad instalamos la carpa, y a dormir se ha dicho.
De ahora en más el transporte se empieza a complicar un poco, por lo que para llegar a Pantoja desde roca fuerte, que son 4 horas aproximadamente, lo hicimos en peke peket, una pequeña canoa con un pequeño motor ruidoso que al sonar parece decir peke, peke, peke. Que además solo queda esperar que alguien valla para Pantoja y quiera llevarte porque no hay movilidad disponible ningún día para transportarse, como una lancha colectivo, desde nuevo roca fuerte a Pantoja no hay movilidad disponible.

asi se viaja en la amazonia.

asi se viaja en la amazonia.

desde pañacocha se puede observar la belleza de la naturaleza de la amazonia.

desde pañacocha se puede observar la belleza de la naturaleza de la amazonia.

un paisaje imperdible para contemplarlo horas y horas.

un paisaje imperdible para contemplarlo horas y horas.

Viajamos cuatro horas, con lluvia durante casi una hora, sin con que taparnos, haci que nos mojamos bastante. Pero el paisaje que vamos viendo en el camino hace que pronto te olvides de que te mojaste o que está feo el día. Ya llegando a Pantoja, que es la frontera ya en Perú, nos quedamos ahí una noche y comenzamos a averiguar el barco grande que nos lleva a Iquitos, que cuesta 60 soles desde Pantoja a Iquitos, pero para mala fortuna de nosotros y la mala información de los lugareños nos enteramos que el barco llega recién el 22 de julio y nosotros llegamos el 10, y para completarla el 27, 28 y 29 son las fiestas nacional del Perú por lo que el barco recién saldría el 2 de agosto para Iquitos, y tendría que pasar mi cumpleaños en la selva, hubiera sido buenísimo pero no varados en un lugar en donde no hay mucho que hacer. Bueno acá un poco nos entro la duda de si seguir penetrando mas dentro de la selva o volver atrás y volver cuando el barco salga pero sería gasto de dinero y tiempo, por lo que pensamos en comprarnos una canoa y seguir remando por nuestra cuenta, pero de repente como caído del cielo apareció el mayor de la batería de artillería antiaérea de la armada de Perú y nos invito a quedarnos un tiempo con el batallón mientras esperábamos el barco, por lo que nos ofreció muy amablemente, hospedaje y comida sin costo alguno. Así fue que nos unimos al ejército peruano.
Acá en Pantoja sucede algo muy chocante y no muy bueno, que no me gusto para nada, y es que el gobierno peruano para la gente que vive en la selva, por ser una zona desfavorable les envía a cada familia un dinero para sus gastos, pero pasa que hay solo dos lugares en donde se vende comida entonces en los días que ellos tienen ese dinero en mano solo se dedican a hacer NADA por lo que en varios días no cocinan no se preocupan por pescar, salir buscar frutas y verduras, nada de nada ya que tienen el dinero que les envía el gobierno… esto entonces me hace preguntar es bueno esto??? Está bastante claro no… mejor darle la caña de pescar y no el pescado sino pasa esto… por que el turista que llega a este lugar tiene prácticamente que cocinarse sin tener cocina, y todo por un subsidio que no tiene sentido ya que en este lugar se puede vivir tranquilamente con lo que la tierra, la sabia pacha mama, les da para que el hombre las trabaje día a día. Y no solamente la tierra sino que también tiene el rio por lo que pescar y tener que comer día a día no es muy difícil.

los niños en pantoja descansan y juegan con total libertad, sin ningun peligro que puede haber en las grandes ciudades.

los niños en pantoja descansan y juegan con total libertad, sin ningun peligro que puede haber en las grandes ciudades.

es una triste realidad que afronta la selva y un mal manejo de un gobierno que pretende ayudar, pero no se da cuenta, o si pero no quiere hacer nada, de que es la forma equivocada de ayudar. hay que darles la caña de pescar no el pescado, sino suceda esto.

una casa tipica de la amazonia... da el paisaje perfecto de la naturaleza y costumbre lugareñas.

una casa tipica de la amazonia... da el paisaje perfecto de la naturaleza y costumbre lugareñas.

Bueno hasta acá les cuento la primera parte de esta nueva aventura latino americana. Ya pronto vendrá la próxima. Espero que lo disfruten…

Una vez más viajante sin camino, haciendo camino al andar.

HASTA LA VICTORIA SIEMPRE. ADRIAN CARDOZO ESNAY

Una respuesta to “La selva… rio napo y amazonas.”

  1. viajantesincamino Says:

    tremendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: