persiguiendo un sueño…

Ya estamos a la orden del día, ya estamos a orillas del mar entrando a la costa para sumergirnos en  lo profundo de una aventura llena de inesperadas cosas, cosas llenas de emociones que van a quedar en la memoria para nunca mas borrarse, quedarse en ese pequeño lugar en donde se guardan los mejores recuerdos vividos, entrar en el sueño por el cual se lucha para llegar hasta ahí renunciando a lo mas querido.

Ya estoy en el lugar esperando el disparo de largada, buscando una señal, buscando un  camino en esta vida que me lleve a encontrar mi lugar en este mundo.

El que se atreva s tener un proyecto en la vida, quien tenga el valor para dejarlo todo y vivir su leyenda personal acabara logrando su objetivo. Lo importante es mantener el fuego en el corazón, y resistir en los momentos difíciles.

Recuerden: el deseo que alberga nuestra alma no surgió de la nada; alguien lo puso allí. Y este alguien, que es puro amor y solo quiere nuestra felicidad, lo hizo únicamente porque, junto a ese deseo, nos dio los medios para verlos cumplidos.

Acá les comparto palabras de Paulo Coelho en la revista viva en el cual me siento muy identificado.

La subida arriesgada

Durante una tempestad, el peregrino llega a un albergue y el dueño le pregunta adonde se dirige.

-voy camino a las montañas-responde

-olvídelo-dice el dueño- es una subida muy peligrosa, y el tiempo no acompaña.

-iré de rodas formas-responde el peregrino-. Si mi corazón ya ha llegado allí, no será difícil que este cuerpo lo siga.

¿Cuál es el precio?

-¿el precio de vivir un sueño es mucho mayor que el de vivir sin arriesgarse a soñar?

-pregunto el discípulo.

El maestro lo llevo a una tienda de ropa. Allí, le pidió que se probase un traje que era exactamente de su talla. El discípulo obedeció, y se quedo maravillado con la calidad de la ropa.

A continuación, el maestro le pido que se probase el mismo traje, pero de una talla mucho mayor que la suya. Y el discípulo lo hizo.

-esto no sirve. Me queda demasiado grande.

-¿Cuánto cuestan estos trajes?-le pregunto el maestro al vendedor.

-los dos tienen el mismo precio. Solo difiere la talla.

A la salida de la tienda, el maestro le dijo al discípulo: -vivir el sueño y abandonarlo también tienen el mismo precio, muy caro en ambos casos. Pero la primera actitud nos lleva a comulgar con el milagro de la vida; la segunda no nos sirve para nada.

La búsqueda del camino

-estoy dispuesto a dejarlo todo. Por favor, admítame como discípulo.

-¿Cómo elige un hombre su camino?

-por el sacrificio. Un camino que exige sacrificio es un camino verdadero.

El abad tropezó contra una estantería. Un jarrón rarísimo cayo desde lo alto, y el joven se tiro para agarrarlo. Cayo de mala manera y se rompio un brazo, pero salvo el jarro.

-¿Cuál es el mayor sacrificio: ver como se rompe el jarrón o romperse un brazo para salvarlo?

-no se. No intentes orientar tu elección por el sacrificio. El camino se elige por nuestra capacidad para comprometernos con cada paso que damos mientras recorremos.

caminando hacia un sueño

4 comentarios to “persiguiendo un sueño…”

  1. Faty Says:

    Qué lindo amigo, ahora entiendo lo que me decias ayer…muy buena la foto!!!, acorde a lo comentado…mañana parto, y será otro camino en esta vida, porque siempre recorremos muchos….
    sigamos persiguiendo sueños!!!que esto nos hace estar vivos!!!

  2. Rome Says:

    Que foto papa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Aggggggrrrrrrrrrrrrrrr

  3. Rome Says:

    Quiero esas fotos !!!!!!!!!

  4. maroom Says:

    eey…te dije que te hiba a firmar..! muy bueno el blog…! jaja…cuidate..un beso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: